La Piel Bella es una Piel Sana.

Seguramente tengas la edad que tengas, sientas admiración por las pieles que lucen tersas, lisas, con sus poros mínimamente visibles. Pero la realidad nos muestra que esas pieles no existen ya que lo que vemos en las fotografías o vídeos tienen juego de luces y maquillajes que las hacen ver muy diferentes a cualquier persona que recién se despierta.

Por eso lo fundamental es conocer los límites y las ventajas que aún hoy sigue teniendo la cosmética.

Es imprescindible seguir unas simples indicaciones orientadas a lograr armonizar salud y belleza.

Imprescindible descansar al menos 7 u 8 horas, beber abundante agua o tisanas que no sean diuréticas, una alimentación balanceada en la que no falten las proteínas combinadas con frutas y verduras, visitar a un nutricionista si somos deportistas o tenemos inquietudes respecto de nuestra nutrición. Visitar a nuestro clínico al menos una vez al año y realizar un chequeo general de nuestra salud.

De esta manera y con un trabajo coordinado, lograremos los objetivos estéticos que nos brinden armonía, salud y belleza, al tiempo que estaremos tranquilos de no correr riesgos en nuestra búsqueda de belleza y plenitud.

2 respuestas a «La Piel Bella es una Piel Sana.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *